barra-de-caballos


Volver a inicio



Los gauchos en la Argentina


Los gauchos de Argentina, Brasil y Uruguay son un ícono de la población criolla sudamericana. Mezcla étnica singular entre nativos indígenas e inmigrantes europeos, han sabido dar una identidad y una imagen incuestionable a la tradición de estos países. Quien más se adentró en este tema es Emilio Coni, escritor e ingeniero agrónomo, de la familia del célebre higiniesta y sanitarista Emilio Coni. Este escritor nos señala que la palabra gauchaje, usada para referirse a la gente de conducta bárbara y salvaje, fue dando paso a la palabra gauchada, que es sinónimo en Argentina de "favor", de bonhomía. el gaucho subsiste con dificultad en estos tiempos modernos en la pampa argentina.

Una mirada sobre sus orígenes quizás nos permita acercanos y ayudar a preservar este emblema de la cultura argentina, que ha fascinado a tantas generaciones con sus productos como la conocida poesía gauchesca.

Salgamos, pues, a campear algo que se parezca al primer gaucho vagabundo, a ver si encontramos sus rastros en la documentación.

 

El primer gaucho


La primera prueba documental de la existencia de dividuos de tipo gauchesco, la encontramos en· Santa Fe, en 1 carta de Hernandarias del 8 de julio de 1617, que dice así:

"He puesto orden en las vaquerías de las que vivia mucha gente perdida que tenian librado su sustento en el campo ... atenderan por el hambre y la necesidad a hacer chacaras y servir poniendosé a oficio a que he forzado y obligado a muchos mozos perdidos poniendolos de mi mano a ello ...


Esos mozos perdidos que el ingenuo Hernandarias quería sitiar por hambre y transformar en pacíficos labriegos o en laboriosos oficiales mecánicos, sacándolos de las correrías camperas. eran criollos, hijos de padre y madre españoles, los unos, y mestizos de indias paraguayas, los otros; no eran, pues, ni indios ni negros.

No fueron indios, por cuanto la difusión del caballo esntre éstos se hizo lentamente, y cuando alcanzó cierto uso entre ellos, los criollos y mestizos que vivían con los blancos les llevaban en ciencias ecuestres varias décadas de ventaja.

Ante las aseveraciones de Hernandarias, que varios años después llegan a su conocimiento, el Cabildo de Santa Fe se indigna y contesta con fecha 28 de setiembre de 1621: .

         •     en esta ciudad no hay mozos perdidos ni vagabundos porque es

muy corta Y los mozos sirven a sus padres en sus chacaras y estancias y cuan­o fuer.¡ verdad que hupiera mucha cantidad de mozos perdidos y todos se sustentarán del ganado vacuno cimarron no se podía echar de ver' ni fuera
de ningún daño antes de provecho ...•

Sigue Hernandarias:

" Y en cuanto a haber escrito a S. M. que puso a oficio muchos mozos perdidos la verdad es que hasta hoy este cavildo no sabe ni ha visto entendido tal en esta ciudad ni en ella los hay y si los hubiera puesto a oficio se hubiera visto sabido y entendido y se conocieran los oficiales que puso a los dichos oficios porque lo cierto es que hay muy pocos oficiales yesos forasteros."

 

Origen de la palabra gaucho: AParece en Buenos Aires la voz "gauderio"


De cuando en cuando la autoridad hace recorridas por la pequeña campaña bonaerense, investigando los medios de vida del paisanaje local, aun en las inmediaciones de la capital, por ejemplo, la que propone en 1774 (Acta del 29 de Septiembre) el Comandante de Las Conchas, de revisar ranchos
lugares donde se ocultan "jugadores 'Y gauderios". Esta es la mención porteña más antigua que yo conozca del vocablo gaucho.

Importada de la Banda Oriental, gauderio se usará por poco tiempo, hasta que será desplazada 40 años después, por su similar gaucho que triunfará en toda la línea, como fónica, y subsistirá hasta hoy. Sin embargo. aun en Uruguyay la voz gauderio se usará muy poco hasta caer definitivamente en desuso.

 

!--aca comienza codigo de buscador -->

Google